POEMASÓMENOS

Término que tras desglosarlo en tres palabras explica lo que escribo.

"SEGUNDA EDICIÓN" DE MI LIBRO. "SI NO FUERA POR LA NECESIDAD DE..." EDICIONES "CELYA"

"SEGUNDA EDICIÓN" DE MI LIBRO. "SI NO FUERA POR LA NECESIDAD DE..." EDICIONES "CELYA"
RESEÑA DEL LIBRO POR TES NAUÉN EN "POEMAS DEL ALMA"

sábado, 28 de febrero de 2009

UNA TARDE QUE LLOVÍA.


(Lo que las leyes no prohíben, puede prohibirlo la honestidad). Lucio Anneo Séneca.

Hoy está lloviendo, la lluvia es de esas que no te moja al instante, va calando poco a poco y en un momento determinado estás empapada sin haberte dado cuenta; también me he resfriado y no ha sido por la lluvia, ya empecé a moquear por la mañana.
No hay nada como un buen té caliente en estos casos y un poco de silencio.

No me deja mi mente estar en silencio.
Cuántas situaciones, momentos , horas de trabajo, enfados, risas, padres, alumnos, felicitaciones, críticas... pasan por mi mente en estos instantes.

Se oye un poco más el agua de la lluvia, quizás esté aumentando su intensidad.

La honestidad llevada al extremo, a un extemo infantil, a lo más álgido. La honestidad que nos enseñan desde pequeños y que nos conduce a caminos irreversibles en nuestra andadura.
Si cierro los ojos, me veo joven, con vitalidad, riéndome de la desdicha que se puede comprar;
si los abro, me veo mayor, suspirando por la dicha que no tiene precio.

El haber llegado a conseguir prestigio o reconocimientono no me preocupaba en exceso; hacer las cosas bien, siempre me ha atormentado por mi condición de "asonante"; las felicitaciones gustan y más, cuando no se está segura ni de su nombre propio, siempre escrito en las listas de los perdedores por circunstancias del destino.
Un destino que te paga cuando ya no tienes cuenta donde ingresarlo.

Hay una gota que cae acompasada en el hierro de la reja, su sonido me recuerda a las campanadas de un reloj que no termina de avisarme que se me hace tarde, y yo, sin tener a dónde ir.

Entré en el pasillo, como todos los días, interminable pasillo (que según el diccionario también significa pieza dramática: según el diccionario puede ser situación capaz de conmover vivamente), o sea, interminable situación que me conmovía vivamente, tristemente.

Sé que el frío que siento es de este maldito resfriado.

Nadie tiene nada que perdonar, ni qué decir, ni qué reconocer , ni qué justificar... nadie tiene por qué perdonar, ni por qué decir, ni por qué reconocer, ni por qué justificar.

Sigue lloviendo, este año no creo que haya sequía en verano.

El miedo a saber cualquier verdad quedó latente en mí desde hace tiempo porque suele perseguirme hasta que le presento mis respetos y eso duele mucho, mucho.

Ser honesta no es fácil. No serlo para mí, imposible.

2 comentarios:

Ricardo dijo...

Hola Remedios, me encantan tus reflexiones sobre la honestidad, valor tan poco tenido en cuenta en estos días.
Tal vez no debiera hacer falta decir lo que dices, debiera ser evidente pero por desgracias ya quedan pocas personas que piensen como tú y se atrevan a decirlo.

Me encanta leerte.

Un beso.

razul dijo...

Gracias! no sabes cómo me agrada que alguien piense que mis reflexiones y escritos son de su interés, sobre todo si esa persona escribe tan bien como tú lo haces. Llevo poco tiempo escribiendo y tengo poca confianza en lo que hago. Gracias de nuevo.
Un beso.